CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

EL CIELO Y EL INFIERNO,Paulo Coehlo


Un samurai violento, con fama de provocar pelea sin motivo, llegó a las puertas del monasterio zen y pidió hablar con el maestro.

Sin titubear, Ryokan acudió a su encuentro.

-Dicen que la inteligencia es más poderosa que la fuerza –comentó el samurai. -¿Acaso usted puede explicarme lo que son el cielo y el infierno?

Ryokan permaneció en silencio.

-¿Ve? –exclamó el samurai. –Yo podría explicar eso mismo muy fácilmente: para mostrar qué es el infierno, basta con darle a alguien una paliza. Para mostrar lo que es el cielo, basta con dejar que alguien huya, después de haberlo amenazado mucho.

-No discuto con personas estúpidas como tú –comentó el maestro zen.

Al samurai le subió la sangre a la cabeza. Su mente se puso turbia de odio.

-Esto es el infierno –dijo Ryokan, sonriendo. –Dejarse provocar por tonterías.

El guerrero se quedó desconcertado con la valentía del monje, y se relajó.

-Eso es el cielo –terminó Ryokan, invitándolo a entrar. –Rechazar las provocaciones estúpidas.

2 comentarios:

Merypipis dijo...

Me encantó ese cielo...sí señor...

Desde luego Coehlo es uno de los grandes...

Lo difícil es cnseguir no hacer caso a esas provocaciones...el ser humano es débil...o quizás sólo yo lo sea...quién sabe...


besos!

Tashano dijo...

Hola merypipis, la verdad es que todos somos débiles y todos caemos en las provocaciones...no eres tu la única.
Un besito