CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

El Oscurantismo

Es como se conoce al período comprendido por la Edad Media (476, fecha de la caída del imperio romano de occidente y el año 1453 año en que cayó el Imperio Romano de Oriente, aunque su influencia se extendió aunque menguada hasta el siglo XVIII).

La oscuridad de la mente humana se hacía palpable, ante la imposibilidad de cuestionar los dogmas religiosos, verdades reveladas que no admitían crítica, ni posibilidad de prueba.

La Iglesia adquirió en esta etapa un inmenso poder que trascendía el ámbito religioso, y así como la adopción del cristianismo hacia fines de la Edad Antigua, durante el mandato del emperador Teodosio, a través del edicto de Tesalónica (24 de noviembre de 380) significó un gran progreso, humanizando las costumbres, en la Edad Media, se produjo un gran retroceso científico, al impedirse elaborar teorías que pudieran contradecir los dichos bíblicos.

El derecho a la libre expresión de las ideas fue coartado al punto tal, que muchos que se atrevieron a ejercerlo terminaron condenados por los Tribunales de la Inquisición.

La antigüedad griega y romana con la profundidad de sus pensamientos, sobre todo los procedentes de Atenas, debieron sufrir un profundo y prolongado letargo, del que despertaron en el siglo XV, cuando el Renacimiento, vino a poner otra vez, las expresiones artísticas y filosóficas, en el ámbito de la libertad creativa. En la Edad Media, el arte y la filosofía tenían un único tema: el religioso cristiano. Los clásicos latinos fueron sin embargo preservados, no así los griegos.

El centro de las preocupaciones humanas, fue Dios (teocentrismo) y hacia allí debían dirigirse todas sus acciones, para lograr una vida virtuosa, de un hombre que llevaba en su propia esencia el pecado original, con derecho a una vida plena solo en el más allá.

En el siglo XI se organizaron las Cruzadas, contra los turcos seléucidas que impedían los peregrinajes hacia Tierra Santa, y así en nombre de la fe, se gestaron luchas encarnizadas contra los infieles, con el fin de unificar la cristiandad. Un mundo cristiano, y un pensamiento cristiano, pusieron al hombre y sus ideas, de rodillas ante Dios. La búsqueda de la verdad científica no era necesaria ante la existencia de la única verdad posible: la revelada por el Creador.

La cultura de la época estaba en manos de los clérigos, que monopolizaban los saberes. El trabajo no debía tener fin de lucro, sino la mera supervivencia.

El descubrimiento de las nuevas tierras americanas, en el siglo XV, por la expansión ultramarina europea, significó un gran avance para el conocimiento de la época. El mundo se amplió geográficamente, y el hombre comenzó paralelamente a abrir su mente a ideas nuevas, naciendo el Humanismo.

Sin embargo la lucha de la luz sobre las tinieblas de la mente, no fue fácil ni repentino. Galileo Galilei, por ejemplo, en pleno siglo XVII, fue censurado por sus hallazgos científicos por parte de la Iglesia. Sus estudios que confirmaron la teoría heliocéntrica copernicana, le valieron una condena por la que debió retractarse de sus descubrimientos.

El Renacimiento, la división del cristianismo en católicos y protestantes, con el consiguiente debilitamiento de la Iglesia católica y las ideas del Iluminismo, hicieron nacer una nueva forma de pensamiento crítico, que conduciría a la Revolución Francesa.

8 comentarios:

Intercambio de Enlaces Inmobiliarias dijo...

Estaríamos 1.000 años adelante en todo sentido. Mientras se peleó todo el mundo contra todo el mundo. Pensemos nada más en lo que hemos avanzado como sociedad en los últimos 100. Creo que Dios no hubiera querido ese período oscuro de 1.000 años.

Juan Pablo dijo...

pero hoy en dia debemos cuestionarnos si todavia seguimos sumidos en esa misma época, aún existen muchos grupos, sobre todo religioso que creen tener la sabiduria en su poder y tratan a toda costa pasar por sobre lo que ellos creen no representa la palabra de Dios, hay quienes no se dan cuenta por que está muy bien escondido.

tan solo de pensar que muchas guerras son en nombre de él, viendo a Curas o sacerdotes bendecir las tropas, me dá escalofrios. ¿Entonces quienes son "los Oscuros"?

saludos muy buen blog

te sigo desde Hoy

visita el mio

Entre mil recuerdos y un olvido

Tashano dijo...

Intercambio,
Es cierto, la sociedad hubiera avanzado muchísimo.... puede hasta que el hombre (como raza), no fuera como es hoy en día. Pero no estoy muy segura de los deseos de Dios, sus representantes en la tierra lo dejaron y dejan a veces muy claro.

Un saludo.

Tashano dijo...

JUAN PABLO,

Bienvenido!!! Antes que nada darte las gracias por tu comentario, y desearte que las visitas a esta "casa" sean interesantes para ti.
Con respecto a tu comentario, yo estoy segura que continuamos en el Oscurantismo, solo tienes que leer u oír las noticias, ver los informativos, pasear por la calle, oír a la gente, y no te creas que están tan escondidos.
Con respecto a los servidores de Dios, sin distinción alguna del que sea....a mi también me dan "repelús".
Es más consiguen sacar lo peor que hay en mí. No creo que exista ningún Dios, prefiero pensar que las personas pueden aprender a coexistir con los demás.
Y "los oscuros"... todos creo, que sabemos quiénes son.
Voy rápidamente a ver tu Blog y estoy seguirá que yo también me enganchare a él.

Un saludo.

Hosting Colombia dijo...

Un periodo realmente lamentable de la historia de la humanidad. Increiblemente paradojico como se pudieron cometer las mas grandes atrocidades, en nombre del mensaje de amor mas grande la historia.

Codec Web dijo...

Yo concidero al oscurantismo como una época de locura e ignorancia absurda, pero... estamos tan lejos de ello en la actualidad?

Tashano dijo...

Codec Web,
Pues tienes toda la razón... no, no estamos lejos del oscurantismo, es más creo que estamos en el comienzo de otra etapa del mismo.

Tashano dijo...

Hosting Colombia,
Pues si, que fue un tiempo nefasto en la historia del mundo.
Por otra parte las mayores atrocidades se han cometido siempre en nombre del amor, de la religión o de los intereses de algunos.
Un saludo