CLICK HERE FOR BLOGGER TEMPLATES AND MYSPACE LAYOUTS »

KUNOICHI



Kunoichi se denomina a la mujer ninja, estas mujeres en el antiguo Japón eran el mejor tipo de espía y asesina con que se podía contar, gracias a la capacidad de seducción propias de una mujer y a sus habilidades en combate lo que las convertían en elementos muy efectivos de engaño ante cualquier enemigo.

El término kunoichi significa literalmente "nueve más uno", esto en alusión a los orificios presentes en todo ser humano y "más uno" se refiere al que hace la diferencia entre hombres y mujeres, obviamente esto se refiere a la vagina.

Las kunoichi entrenaban casi del mismo modo que los ninjas hombres, al igual que ellos practicaban taijutsu, kenjutsu, shurikenjutsu, etc. Pero aparte ellas aprendían música, danza, canto, etc, además, en su entrenamiento aprendían a captar los puntos débiles de una persona para seducirlo fácilmente, eliminarlo o llegando incluso a la extorsión sexual.

Por tanto, empleaban tácticas kisha (es decir deseo sexual) con las cuales conseguían minar la voluntad de cualquier hombre satisfaciendo todos sus deseos con el fin de que confiara ciegamente en ella.

También eran expertas en farmacología (Yagen), con esos conocimientos solían preparar productos urticantes y venenos con los cuales solían dejar fuera de combate o quitar la vida a sus víctimas.

Estas mujeres podían resultar muy intrigantes, solían provocar celos y enfrentamientos entre los miembros de un clan enemigo, quienes se dividían y se traicionaban unos a otros, así, para ellas era más fácil robarles sus secretos.

Tantos hombres como mujeres ninja eran amos del disfraz, en este caso, las kunoichi podían hacerse pasar por una sencilla campesina o como una persona de alto cargo en la nobleza, y sus armas las solían llevar escondidas en sus delicados kimonos, por ejemplo, utilizaban un arma llamada kanzashi, la cual era una varilla afilada, a veces doble, que sujetaba el cabello y tenía un canal en los extremos para llevar el veneno que se inoculaba al clavarlo en el enemigo.

Por ello, es que estas mujeres eran muy respetadas y temidas, a diferencia de las demás mujeres japonesas, ellas no tenían porque obedecer ciegamente a los hombres. Definitivamente los ninjas fueron muy astutos al darse cuenta de lo desapercibidas que pasaban las mujeres y los niños (al ser seres subestimados), y usar eso a su favor.

La kunoichi creaba confusión porque si era atacada solía agacharse o hacerse a un lado, con ello su objetivo se confiaba y se sentía superior, dejándole a ella la oportunidad perfecta para vencer a su atacante.

Normalmente las mujeres ninja no sabían que contaban con compañeras, ya que el jonin (comandante) le hacía creer que era la única pupila, ya que con ello se aseguraba la eficacia y la lealtad de ella a través del vínculo emocional.

Como dato curioso (he de precisar que por obvias razones los ninja hombres y mujeres no solían tener un uniforme fijo), las kunoichi muchas veces se distinguieron por la utilización de trajes ajustados en color lila, ya que la exhibición de su cuerpo era un recurso muy útil para distraer a sus adversarios durante una pelea, ello les permitía ganar segundos que eran determinantes de vida o muerte.

En el siglo XVI, Chiyome Mochizuki (esposa del shogún Moritoki Mochizuki), creó una de las redes más grandes de kunoichi que se han conocido. Durante unas guerras que ocurrieron en varias provincias de Japón, ella fundó una escuela secreta de kunoichi para muchachas jóvenes, que quedaron huérfanas debido a las guerras mencionadas. Chiyome las organizó para ser guardianes de templos, santuarios y altares. Estas chicas podían moverse libremente alrededor del país, teniendo acceso a muchos lugares gracias al respeto de la comunidad. Formando así una eficiente red de información para la época y sellando un lugar en la historia para las kunoichi.

Definitivamente unos interesantes personajes que una vez más no enseñan que las apariencias pueden engañar y mucho.

5 comentarios:

Venta Departamentos Barrio Norte dijo...

definitivamente no me hubiera gustado crusarme con ellas, las asiaticas tienen un encanto particular y seria bien engañado.

Tashano dijo...

VENTA DEPARTAMENTOS

A mi personalmente tampoco me hubiera gustado toparme con ellas, pero me maravilla que esa época existieran mujeres así.

Un beso

salsa malaga dijo...

Yo diría que las mujeres así siempre han existido, existen y existirán. Tiene su encanto.

;-)

Un saludo. Antonio.

Tashano dijo...

Salsa Málaga,
si que han existido siempre y siempre existiran, las mujeres por norma somos guerreras........
Un beso

Anónimo dijo...

El artículo es excelente y muy acertado historicamente. Las mejores del pasado eran del Clan Mochizuke de la región Koga. Aún hay Kunoichis regadas por todo el mundo, unas son solo academicas (Bujinkan, Genbukan) otras operativas. Saludos,

Jinai.